20 views
0

El 24 de mayo de este año Bandai Namco y From Software lanzaron la versión remasterizada de Dark Souls en versiones para Play Station 4, Xbox One y Nintendo Switch con la finalidad de que los gamers puedan experimentar una vez más las sensaciones de lo que es un “clásico”.

En primer lugar, lo que más llamó nuestra atención es la nitidez gráfica que se puede apreciar a través de las múltiples consolas ya que el juego funciona con la tecnología 4K, 1080p y 60fps. Esto generaría una mejor enganche e interacción del usuario con el juego. Por ejemplo, tanto las cuevas, el paisaje y los castillos (mundo fantástico y medieval) presentan una mayor fondo e iluminación ya que se logra ver los acabados de las texturas y hasta los más insignificantes detalles. De la misma manera las armaduras reflejan una mayor delicadeza en cuanto a gráficos.

Con respecto a otros detalles importantes  las animaciones han sido punto vital  que se ha ejecutado para este producto. La flora, el viento, humedad, mosquitos en el ambiente son algunos de los grandes ejemplos de lo mencionado anteriormente ya que generan un mayor dinámica y realismo del juego.

Por otro lado, en cuanto a los modos de juego, este trae las versión de PvP de 3 jugadores vs 3 jugadores (“Multijugador” online) que buscarán adueñarse del territorio del otro para ser más poderosos en cuanto a reinos. Este nuevo modo hará que los gamers estén más apasionados y embobados en conjunto con sus compañeros o amigos del colegio, universidad o del trabajo.

Finalmente la única queja que vamos a mencionar del juego es que el contenido sigue siendo el mismo. La versión remasterizada no ofrece en cuanto a personajes y trama algo nuevo. Desde nuestro punto de vista, sería agradable la aparición de nuevos mundos y hechos para la mayor diversión y entretenimiento del gamer o usuario.

Your email address will not be published. Required fields are marked *